Central telefónica: (044) 485-244

Noticias

Tras una fatal caída, su impulso fue más grande para levantarse

 

  • Cayó de un juego de una altura de más de nueve metros y hoy vive para contarlo.

Trujillo, 29 de enero 2020.- Hace casi de 10 meses, la vida de Ariana Ángeles Huertas cambió en 180 grados. Entre amigos y familiares era conocida por ser una jovencita alegre y decidida a los retos y fue justamente, uno de ellos, que casi la lleva al borde la muerte tras caer desde una altura de más nueve metros en el juego “Salto al vacío”, ubicado en un centro comercial, en la ciudad de Trujillo.

Las cámaras de seguridad instaladas cerca del lugar del accidente y que fueron difundidos por redes sociales, captaron lo que pasó aquel 4 de abril del 2019. La estudiante de Administración llegó hasta la parte superior del juego y saltó sin estar enganchada a la línea de vida, provocando su aparatosa caída.

Cuando llegó a la clínica San Pablo Trujillo el diagnóstico refirió fracturas de pie y tobillo izquierdo, fractura de pierna derecha, luxofractura de muñeca izquierda y derecha, traumatismo de coxis, luxofractura de columna dorso lumbar, anemia aguda por perdida de sangre y otros traumatismos múltiples.

Durante todos los 32 días que estuvo entre la Unidad de Cuidados Intensivos y hospitalización, fue sometida a nueve cirugías demostrando una enorme fortaleza a pesar de todo lo que se venía por delante. “El estado de Ariana era grave y con pronóstico reservado. Entre todos sus diagnósticos se incluía una lesión medular cuya única opción de tratamiento era una laminectomía (cirugía que agranda el conducto vertebral para aliviar la presión sobre la médula espinal o los nervios) más fijación de las vértebras. Es una valiente”. comentó el Dr Ricardo Monzón, traumatólogo de la clínica a cargo de las cirugías.       

Añadió que la paciente pasó por diversas intervenciones quirúrgicas para posteriormente continuar con terapias físicas y a pesar de lo complejo de la situación, el especialista destaca la gran capacidad de superación que Ariana ha demostrado en todo este proceso, lo que le ha permitido ir superando etapas. “Incluso hoy por hoy la paciente camina y hace sus actividades normales con moderación. El camino aún sigue trazándose pero tenemos un gran equipo de médicos, rehabilitadores, infraestructura y tecnología puesta al servicio de nuestros pacientes; y Ariana es la mejor muestra de ello”, cuenta.

Por su parte, Ariana cuenta emocionada que la mejor opción fue haberla trasladado a la clínica San Pablo Trujillo. “Mi más sincero agradecimiento por las atenciones recibidas de parte de todo el equipo médico, por su profesionalismo, su cariño y amabilidad con el que me han tratado. El apoyo que dieron en los momentos tan difíciles por los que pasé, nunca olvidaré y tengan por seguro que siempre los llevaré en mi corazón”.


Archivo de noticias

© 2014 Complejo Hospitalario San Pablo. Todos los derechos reservados. Desarrollado por Warma

LEER TODOS LOS COMUNICADOS